Causas de las Úlceras por Presión Causas de las ulceras por presión y cómo se ejerce la presión en el cuerpo.

Guía de cuidado de heridas

Cuando hablamos de heridas causadas por la presión, normalmente consideramos la presión sobre la base. Sin embargo, la presión se puede originar por cualquier superficie que esté en contacto con el cuerpo, tales como:

El almohadón, el respaldo, los apoya brazos, el apoya cabeza, el apoya piernas

De manera que, la definición de la presión cuando se la considera desde la postura del sentado es la siguiente:

La presión es la fuerza continua que se aplica sobre o contra un objeto a través del contacto directo. En el sentado, el equipamiento, ya sea la superficie del almohadón o el respaldo están en constante contacto con el cuerpo creando el pico máximo de presión.

El punto máximo de presión es una presión constante directamente por debajo o contra las prominencias óseas que causan una úlcera por presión sin una redistribución apropiada de la presión a través del almohadón y respaldo elegidos.

Los puntos máximos de presión se encuentran más comúnmente en las tuberosidades isquiáticas, sacro, coxis y en las apófisis espinosas de las vértebras, generando una lesión en la piel, en los tejidos blandos, músculos y en casos extremos, el hueso.

Dónde se ejerce la presión en la posición de sentado?

  • Hacia abajo debido a la gravedad
  • Hacia arriba de la superficie del asiento
  • Hacia la columna vertebral por el respaldo porque la presión es horizontal

Cuando no se tratan esos puntos de presión con técnicas de redistribución apropiada de presión, con un almohadón y respaldo apropiado, se encuentran comprometidos la piel, el tejido y el hueso. El peso sobre el respaldo y/o la superficie del sentado causa compresión constante de la piel y el tejido bajo la prominencia del hueso, lo que lleva a producir la úlcera por presión. El grado de la úlcera depende de la capa de piel que ha sido afectada.

Progresión de la úlcera por presión

  1. Inicialmente, afecta solamente la capa epidérmica superficial y causa enrojecimiento de la piel. La piel todavía se encuentra intacta.
  2. Eventualmente, la presión llega dentro de la dermis, abriendo la piel y causando una herida abierta. Pueden aparecer ampollas.
  3. La presión contínua provoca mayor daño dentro de la hipodermis, ahora afectando las 3 capas de la piel.
  4. La profundidad de la lesión alcanza el tejido bajo la piel, con alta probabilidad de llegar al músculo y el hueso.